This page contains a Flash digital edition of a book.
Pr


Consumo Consciente


La Eliminación de Fundas Plásticas en las Compras Antonio Franco Crespo


1


1 Escuela Politécnica Nacional, Facultad de Ciencias Administrativas, Av. Ladrón de Guevara E11-253, CP170413, Quito, antonio.franco@epn.edu.ec


La ética antropocéntrica, predominante en la mayoría de sociedades actuales, considera al ser humano como propietario único de todo lo que existe sobre la Tierra, lo que supone le da el derecho a utilizar los recursos naturales en su beneficio, sin considerar el impacto generado sobre el resto de seres vivos. La mayoría de seres humanos modifican su comportamiento, únicamente, cuando ven amenazada su existencia o su comodidad, por ejemplo, cuando se encuentran con fenómenos como el cambio climático o la contaminación del aire y el agua.


La afectación humana a su entorno, en diferentes grados, ha existido siempre. Sin embargo algunos problemas ambientales han sido percibidos y analizados desde hace muy poco tiempo, cómo es el caso de la contaminación de lagos y océanos por residuos plásticos


El uso objetos desechables elaborados con plástico es un hábito nuevo, que inicia aproximadamente hace cuatro décadas. La producción mundial de plástico fue de apenas 1,7 millones de toneladas en 1950, 47 millones en 1976 y de 288 millones de toneladas en el año 2012 (PlasticsEurope, 2013). El 102% de de la producción total de plástico se convierte en basura (Jambeck, 2015), lo que supone que parte de la producción de los años anteriores y que todavía estaba en uso, fue desechado en este periodo.


De esta enorme cantidad de desechos, cerca de 100 millones de toneladas de basura plástica se producen cerca de las costas, de las cuales aproximadamente 8 millones de toneladas van a los océanos cada año (Jambeck, 2015). Se ha estimado que podrían flotar más de 5 trillones de piezas de plástico en los océanos, con un peso superior a 250 mil toneladas (Eriksen et al., 2014).


Las consecuencias de este tipo de contaminación están comenzando a entenderse, pero estás podrían ser muy graves, como descubrió un estudio que relaciona a estos desechos con ciertos tipos de cáncer, luego de haber sido ingeridos por humanos a través de peces usados como alimento (Teuten et al., 2009).


Existen diferentes tipos de plásticos, con propiedades y usos diversos, como el politereftalato de etileno (PET), el policloruro de vinilo (PVC), el polistireno (PS) y el polietileno (PE). Los plásticos PET y PE pueden reciclarse, mientras que los hechos con PS no. Las fundas plásticas son elaboradas con polietileno, material que representa el 17,5% del total de material plástico demandado (PlasticsEurope, 2013).


4


En el Ecuador se ha estimado que se importaron en el año 2012 aproximadamente 134 mil toneladas de polietileno de alta y baja densidad, lo que equivale a un total de 3,6 billones de fundas plásticas consumidas por los ecuatorianos. Esta cifra representa que cada ecuatoriano consume en promedio 253 fundas plásticas por año.


Solo en las islas Galápagos, la región del Ecuador más sensible al impacto medioambiental antropocéntrico, se estima se consumieron 4,5 millones de fundas en el año 2011, de las cuales el 66% corresponden a las denominadas tipo camiseta (Díaz, 2011), es decir aquellas diseñadas para transportar objetos dentro de ellas.


Estas cifras demuestran que los consumidores no consideran el impacto de sus hábitos en su entorno natural, desconociendo su dimensión y sus consecuencias a corto plazo. Al igual que lo que sucede con otros problemas ambientales causados por las actividades humanas,


solo modifican sus hábitos cuando se


encuentran con sus efectos en frente de sus ojos y estos se han vuelto incómodos.


Antes de eso, los seres humanos prestan poca atención a los hechos y a aquellos que los denuncian. Esto recuerda al mito griego de Casandra, aquella mujer que podía ver el futuro, pero sobre la cual cayó la maldición de los Dioses de no ser creída por otros.


Varias ciudades, provincias, regiones y países han reconocido la problemática de la basura plástica y han tomado medidas para reducir el uso de fundas plásticas, desincentivando su consumo mediante la fijación de impuestos, la definición de características técnicas de fabricación mínimas, campañas de educación o el reemplazo de estas por alternativas elaboradas con


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48