This page contains a Flash digital edition of a book.
TECNOLOGÍA MUSICAL


dizar la curiosidad de él en este sentido -, simplemente estamos acomodándolo en función de la demanda. Explico: si el vendedor


es un eximio conocedor de amplifi cadores de guitarra, pero no entiende nada de baterías, nunca será posible aprovechar la mano de obra de él en este sector, y siem- pre nuevas contrataciones precisarán ser hechas para suplir una posible falta en un departamento específi co. La alta rotación y el fuerte des- gaste (además de costos de trabajo para la tienda) ocu- rren siempre que un vende- dor precisa ser substituido. Al crear un sistema en el que el ven-


los empleados. En fi n, crea puntos de aprendizaje para tus vendedores y distribúye- los por la tienda.


Cada departamento con su especialista


Encontramos, entonces, a una generación de vendedores que ‘está’ vendedor y no es efectivamente un vendedor


dedor siga una rotación (pasando por diversos departamentos por determi- nado período de tiempo), se puede crear un profesional con más conocimiento o incluso ambición, y quién sabe si des- cubre que él puede desempeñar bien su papel en cualquier segmento o depar- tamento, o incluso califi carse para un cargo mayor. Eso también le trae expe- riencia e instiga su interés en nuevos cursos y oportunidades de aprendizaje. Yendo directo al punto: ¡piense en


remuneración justa! Con márgenes cada vez menores y una sistemática caníbal de mark ups en nombre de un pseudo-aumento en el volumen de las ventas, muchos ofrecen ganancias in- signifi cantes al vendedor, olvidando importante parte del proceso: la de que él debe estar con la cabeza tranquila para elaborar cada vez más tácticas de venta y crear una predisposición para permanecer en el trabajo actual. La cosa está muy fea: las tiendas


no entrenan a sus empleados para no darles una fuerte experiencia, por miedo de que ellos vayan a trabajar con la competencia; pero también no pagan el valor adecuado para


38 www.musicaymercado.org @musicaymercado


mantenerlos en la empresa. Ahora, eso se vuelve un círculo vicioso que solamente degrada el nivel de profe- sionales de venta en el mercado y los coloca como piezas descartables. Inversión en modernización de la


información sobre la tienda: tener per- sonas bien entrenadas al mismo tiem- po que tenemos a disposición gadgets informativos puede signifi car preciosa economía de tiempo y una ganancia en la calidad de la información. Cons- truye sistemas informativos en los que tu, como tienda, envíes mensajes pun- tuales a tu equipo de ventas. Puede ser un boletín diario, transmitido vía Bluetooth o WhatsApp directamente al celular del empleado; un pequeño papel impreso en el baño o en un área común para el equipo; en síntesis, crea una red social activa en tu tienda que funcione en tiempo real. Tu podrás califi car a tu vendedor


incluso más, divulgar promociones del día, o del mes, manteniendo el foco del equipo y proporcionando información técnica de productos u ofertas, entre otros. ¡Todo por el smartphone de él! ¡En el iPad de la tienda! En totems dis- tribuidos por las áreas comunes para


fb.com/musicaymercado


Más allá del horizonte No tengas miedo a la re- novación. Renuévate cons- tantemente y haz que las personas en tu tienda también miren hacia un horizonte mayor. Consigue transmitir una perspecti- va de carrera de la misma forma clara que transmites tus metas. Muestra la ga- nancia futura que tu em- pleado tendrá si apuesta en ti y en tu empresa. Enseña


técnicas de venta de la misma mane- ra que agradeces la fi delidad y la con- fi anza. Esos valores existen en cada una de las cabecitas que hacen parte de una organización, basta hacer que afl oren y se manifi esten día y noche. Concluyendo: observa a la reno-


vación como una oportunidad para intentar cosas diferentes. Las ventas son una sistemática de prueba y error y no todas las reglas se aplican a to- das las situaciones. Excelentísimo se- ñor dueño de una tienda: De valor a su equipo de profesionales. Enfóquese en entrenar a su empleado: eso no implica mandarlo a un distribuidor o fabrican- te para que le llenen la cabeza de cosas sólo favorables para ellos mismos (dis- tribuidor/fabricante). ¡El entrenamiento le cabe a usted! Solamente el propietario o administrador de una empresa puede pasar los valores y mensajes correctos sobre ella. El entrenamiento más efi caz es aquel en el que el empleado aprende a pensar como el dueño y, muchas veces, acaba incluso siendo confundido con él. Invierta tiempo en conocer a su


grupo de colaboradores, tenga una bue- na relación con ellos y hágalos cada vez mejores. ¡Renuévese! n


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59  |  Page 60  |  Page 61  |  Page 62  |  Page 63  |  Page 64  |  Page 65  |  Page 66  |  Page 67  |  Page 68  |  Page 69  |  Page 70  |  Page 71  |  Page 72  |  Page 73  |  Page 74  |  Page 75  |  Page 76  |  Page 77  |  Page 78  |  Page 79  |  Page 80  |  Page 81  |  Page 82  |  Page 83  |  Page 84