This page contains a Flash digital edition of a book.
ser confeccionado. Sucede que un reloj bastante curioso también fue construi- do en la respetada casa, el Breguet Nº 160, considerado un monumento de la relojería del Siglo XVIII. El reloj fue encomendado por un ‘admirador’ de la reina da Francia en esa época, María Antonieta, en 1786. El pedido era muy específi co: ¡debía ser el mejor reloj del mundo, espectacular, innovador! Para tener idea, el reloj de 60 mi-


límetros de diámetro fue proyectado para ser construido con un case de oro de 18 quilates y un mecanismo de 823 partes, con sus partes internas tam- bién producidas en oro (donde común- mente era usado bronce). El reloj tendría innumerables recur-


sos de medición de tiempo. Por el grado de complejidad del proyecto, la pieza sólo estuvo lista en 1827. Curiosamen- te, la reina que la recibiría como regalo no vivió para verla: fue a la guillotina en 1793. Ni siquiera el propio creador del proyecto tendría el privilegio de verlo terminado. Falleció cuatro años antes de la fi nalización. Siendo así, el Breguet 160 fue de las manos del reloje- ro que lo fi nalizó directo hacia un mu- seo, ¡volviéndose el proyecto innovador más obsoleto y curioso del mundo!


¡Una nueva forma de afeitarse (otra vez)!


¡El Siglo XVIII realmente tuvo mucho movimiento para la humanidad! Más allá de la Revolución Francesa (1789-


Desafío M&M Informamos que Vitor


Mendes, de la empresa Victoria, fue el elegido para recibir la consultoría de


marketing. En las próximas ediciones podrán acompañar


todo el proceso de la elaboración del plan de marketing, así como las acciones para el desarrollo del negocio de la empresa.


1799), tuvimos innumerables inventos que redefi nieron el estilo de vida de las personas. Uno de ellos fue la nava- ja moderna, creada por el francés Jean Jaques Perret - antes, la navaja cortaba de ambos lados, lo que la hacía extre- madamente peligrosa. En el comienzo del Siglo XX fue


creado un nuevo movimiento revolu- cionario en el hábito de afeitarse. King Camp Gillette inventó, patentó, produ- jo y comercializó un sistema de afei- tar en forma de T que utilizaba piezas descartables e intercambiables en un aparato con larga vida útil. Fue el ini- cio de la era de productos descartables que hoy forman la base de la economía del mercado en diversas categorías. Con el tiempo, el sistema de afeitar evolucionó y las láminas fueron me- joradas, retirando de circulación a la vieja navaja. En ese período


de evolución, muchos formatos de pro- ductos fueron rechazados por el merca- do mientras otros se volvieron éxitos de venta. Curiosamente, Gillette se solidi- fi có como la referencia en el sistema de afeitar y se mantiene hasta hoy lanzando nuevos ítems que cuestionan la efi cien- cia de los propios productos de la marca. Fue así con el sistema de dos láminas; con el sistema Sensor, con hojillas que se ajustaban al formato del rostro; con


el producto Mach 3, que propuso el uso de tres láminas y, enseguida, el sistema Fusion Proglide, con cuatro láminas. La constante transformación y mejoría de sus productos presenta la vocación in- novadora de la marca que enfrenta los riesgos de un posible canibalismo entre las líneas de productos.


Conclusión


Es esencial tener la consciencia de que todo emprendedor, en algún momento, tomará una decisión equivocada. Al fi nal, existen muchas cosas en la aven- tura de tener el propio negocio que no son aprendidas en la facultad o en los libros, sino en la práctica, lo que sugie- re que el emprendedor debe intentar y errar, para después intentar de otra forma hasta acertar. Errar forma parte del proceso de aprendizaje y el cuidado que se debe tener es para no cometer errores que sean fatales para el nego- cio. Creer en tu potencial es fundamen- tal para que el negocio tenga éxito. n


@musicaymercado fb.com/musicaymercado www.musicaymercado.com 29


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59  |  Page 60  |  Page 61  |  Page 62  |  Page 63  |  Page 64  |  Page 65  |  Page 66  |  Page 67  |  Page 68  |  Page 69  |  Page 70  |  Page 71  |  Page 72  |  Page 73  |  Page 74  |  Page 75  |  Page 76  |  Page 77  |  Page 78  |  Page 79  |  Page 80  |  Page 81  |  Page 82  |  Page 83  |  Page 84