This page contains a Flash digital edition of a book.
CONSEJOSBELLEZA


El agotamiento de estrógenos propio de la menopausia tiene también sus efectos sobre la piel: falta de brillo, flacidez y decoloración son los tres jinetes del Apocalipsis, que hacen necesario un arsenal de escudos antiedad específico para pieles maduras. En la farmacia los encontrarás.


MENOPAUSIA Y PIEL ESCUDOS ANTIEDAD


Los cambios hormonales provocados por la menopau- sia generan necesidades específicas para pieles madu- ras. Ahora ya no importan tanto las inevitables arrugas y líneas de expresión. Ahora los tres caballos de batalla para la piel en la postmenopausia son la flacidez, la falta de brillo y la decoloración. Se trata de cam- bios nuevos, que la mayoría de mujeres no han experi- mentado hasta entonces, y los que más contribuyen a la percepción de la edad. ¿Y por qué nuestra piel pierde vitalidad a medida que envejecemos? El profesor Humbert, dermatólogo especialista en la piel madu-


ra y director del Skin Ageing Diagnosis Centre en Besançon en Francia, explica que, al envejecer, las funciones metabólicas de las células de la piel madura se ralentizan, dejando de actuar como las de la piel más joven. "Con la menopausia, los cambios hormona- les y la exposición permanente a los rayos UV del sol pueden acelerar el proceso de envejecimiento de la piel, haciendo que las funciones metabólicas de las células de la piel madura funcionen más despacio". Así, la menopausia conlleva un impacto biológico sobre nuestra piel, provocando:


Una disminución del 1% anual en el espesor de la piel, con lo que aumenta la fragilidad.


La reducción del 2% anual en el contenido de colágeno, que causa flacidez, descolgamiento y pérdida de firmeza.


Una menor producción de sebo y de la capacidad de retención de agua de la epidermis, lo que implica sequedad.


Ralentización en la producción de células, que tiene como consecuencia una piel menos radiante y más opaca.


Signos visibles del daño acumulado por la exposición a los rayos UV a lo largo de los años, lo que conlleva un tono desigual en la piel e incluso la aparición de "manchas de la edad".


Tres enemigos a combatir


ASPECTO APAGADO: la regeneración de los queratinocitos es menos frecuente en la piel madura, lo que contri- buye a su aspecto apagado. PÉRDIDA DE FIRMEZA: igualmente, los fibroblastos, células que suelen producir cuatro proteínas esenciales de la matriz de la dermis, ralentizan su actividad, lo que origina una pérdida de firmeza. MANCHAS DE PIGMENTACIÓN: además, la exposición acumulada a la radiación ultravioleta a lo largo de la vida puede aumentar la actividad de los melanocitos, lo que provoca la aparición de manchas oscuras. Es decir, mien- tras decrece la regeneración natural de la piel, aumenta el depósito de melanina en la superficie de la dermis, con lo que pierde brillo y aparecen manchas de pigmentación.


27


1 4


2 3


5


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37