This page contains a Flash digital edition of a book.
El Mundo de las Letras


El Renacer de Nuestras Raíces


Escribe: MIGUEL RAMIREZ Escritor


Cuando ya han pasado algunas semanas del término de las celebraciones de los 100 años de vida de la ciudad de Curanilahue, el recuento de las distintas actividades cívico culturales realizadas durante el mes de mayo por la Municipalidad y organizaciones de la ciudad, marcan un siete. Un hecho aún palpita en mi corazón selvático. Este acontecimiento es la presentación y desfile del Club de Huasos Las Palmeras de Curanilahue, que preside don Juan Vigueras.


El «Club de Huasos las


Palmeras», con el apoyo de la Municipalidad, realizó un acto cultural en donde afloraron nuestras más auténticas raíces campesinas. Numerosos huasos montando sus briosos caballos desfilaron por las calles de la ciudad. Pero aún más hermoso fue ver marchar a muchas damas, luciendo trajes multicolores, con donaire y pulcritud y...el broche de oro fue el paso de las carretas tiradas por esos nobles y cansinos bueyes, conducidos por los legendarios carreteros, llevando a sus chinas. Representación fidedigna de hombres y animales que dieron origen al transporte terrestre a lo largo y ancho de nuestro territorio nacional.


En aquel entonces, cuando el viaje


debía ser «veloz», estaba el caballo. Y para el transporte pesado y más lento, estaban las carretas.


Las carretas tiradas por bueyes


transportaron la madera aserrada desde las cumbres cordilleranas para hacer las casas de los incipientes campamentos mineros de la zona.


12


Eran hombres con sus carretas los


que abastecían de productos agrícolas a los distintos pueblos de nuestro Chile. Eran carreteros los que abastecían de leña y carbón de madera, para temperar en invierno los hogares de nuestro Curanilahue.


Ahora, con veloces vehículos, algunas


personas miran con desdén el paso de una carreta por los poblados. No saben que están rechazando sus propias raíces culturales. Están soslayando su historia, su origen. Ojalá algún día en nuestro Curanilahue se levante un monumento al legendario carretero y sus bueyes. Ojalá algún día se levante una estatua al huaso bien montado y su china al anca, en nuestra ciudad. Entonces, entonces alguien gritará con emoción profunda ¡Viva Chile mier...mosa Patria!


Por eso, lo que hizo el «Club de Huasos Las Palmeras», de Curanilahue, presidido por don Juan Vigueras, con el apoyo del alcalde, Luis Gengnagel, engrandece el quehacer cultural de nuestra ciudad; porque este acontecimiento es como un libro abierto, para los jóvenes que no conocieron nuestro pasado profundo, el cual dio el temple tan noble, tan valiente a nuestra gente.


Como escritor nacido en esta noble y


hermosa ciudad, me siento orgulloso de todo lo realizado en las celebraciones de los 100 años de vida de la ciudad. Felicitaciones a las autoridades y a cada una de las personas y organizaciones que hicieron grande este evento.


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16