This page contains a Flash digital edition of a book.
me quedé trabajando, desde ese año en adelante, como pro- fesional prestador de servicios en la Municipalidad.


Luego reflexiona un momento y dice «a mí siempre ENTREVISTA ME GUSTA


LA CIENCIA FICCION DICE EL ESCRITOR DE LEBU, JAIME MAGNAN ALABARCE


Escribe: Pedro Rossel Correa


«Lebu siempre me persiguió», comienza a relatarnos Jaime, al comienzo de la entrevista que le realizamos en esta serie en que estamos conociendo a los escritores de la comuna. Recuerdo que cuando era chico, vi una foto en una revista En Viaje, en la que aparecía la playa de Bocalebu y esa imagen siempre me quedó en la memoria, así como gente que hablaba de Lebu. Lo vi también en las noticias y siempre tuve como el fantasma de Lebu, pero nunca lo conocí antes de llegar aquí, y cuando postulé al programa Servicio País, me dieron la posi- bilidad de irme a otras comunas, ya que no estaba Lebu en el listado. Me acuerdo que postulé a Tirúa o a Isla Mocha me parece y cuando se dieron los resultados, me dijeron «usted quedó aceptado para el Servicio país a la ciudad de Lebu» y ahí me vine para acá y la verdad es que me encanté con Lebu. Me acuerdo que llegué en el mes de Mayo, en que llovía en forma escandalosa y me quedé en una pensión y al otro día muy temprano me llamó la atención la bruma que se confundía con el humo de las chimeneas. Esto fue en el año 2000 y ahí ya


12


me gustó escribir. Mi papá escribía. También me gustaba mucho leer. Me acuerdo que me encantaron las novelas cos- tumbristas chilenas de esa época y también los clásicos franceses: Maupassant, Balzac, Victor Hugo y también los clásicos rusos, Tolstoi, y otros». Más adelante agrega: «Siempre me gustó eso de escribir. Escribía cuentos, escri- bía historias. Prefería la prosa. En general leí sólo eso. No me gustaba la poesía. La poesía la vine a descubrir ahora, estando acá en Lebu, en un taller literario que tuvimos en la biblioteca, un día que se nos impuso de tarea, el ejercicio de escribir una poesía. Y ahí hice el intento y me gustó y de ahí en adelante yo comencé con este deambular poético.Yo co- mencé con el cuento y estos tenían la característica de ser siempre largos. Me costaba mucho la síntesis. De ahí pasé a la novela. De hecho a los 18 años escribí mi primera nove- la, la que está sin editar. Y después ya comencé a trabajar en lo que era libreto y del libreto de sketch, pasé al libreto de teatro. Y bueno yo creo que he hecho el camino comple- to. Igual sí mis escritos están en un proceso de pulido. No he publicado, salvo en algunas revistas, en internet, pero aún no cuento con un libro, un ejemplar propio. Estoy en algunas antologías, pero un libro aún no he publicado. Respecto de los concursos, en el primero que participé fue en el Gonzalo Rojas, en su primera edición. En aquella opor- tunidad no pasó nada con mi cuento. Después de eso, me dejé estar en realidad. No volví a participar en ese concurso ni en ningún otro por varias situaciones. Entre otras, que cuando a uno le imponen la temática, es como difícil ceñirse a ella, especialmente cuando uno no tiene la experticia que yo tengo ahora. Antes yo escribía de vez en vez y me acuer- do que esa vez el tema del concurso era «El Viento de Lebu». Entonces yo escribí un cuento pero no sintonicé con la esen- cia que ellos el jurado buscaba. Pero después me perdí un poco y en esa época no participaba en el Club de Amigos de la Biblioteca, que es la entidad que organiza el concurso, entonces no coincidía con las fechas y tenía otras cosas que hacer. Estuve en un grupo de teatro y eso y después comen- cé, el 2011. Ahí me dijeron de un concurso de ciencia fic- ción y por qué no participas. Y ahí hice un relato y con ese relato que quedó finalista en España, comencé a meterme más en la literatura, claro también en otras temáticas, no solamente ciencia ficción. Y curiosamente gané un concur- so de poesía el año pasado en honor a los noventa años de la primera publicación de «Desolación», de Gabriela Mistral, organizada por la Casa del Poeta Peruano, la filial de Chile, en realidad, y era primera vez que mandaba a un concurso de poesía y sorpresa mía, entre los ganadores estaba yo, o sea, obtuve el primer lugar, en una de las categorías, que eran dos, Poesía de Amor, que gané yo e Infantil, que


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16