This page contains a Flash digital edition of a book.
FOCUS FUEGO EN EL DC


Número 7. Enero/Febrero 2012


cualquiera que respire estos gases nocivos de forma inadvertida.


El problema con estos incendios del data center es que el cableado normalmente está escondido. En un data center a la antigua usanza estará debajo del piso elevado. En un centro de datos modular el cableado estará alojado en un conducto vertical, o en un sistema especialmente diseñado para ir sobre el suelo. De cualquier modo, ni es fácilmente identificable ni es sencillo de alcanzar. Otra complicación está causada por los sistemas de refrigeración. “El elevado intercambio de aire que se obtiene con los sistemas de aire acondicionado hace que la detección temprana sea incluso más difícil”, explica Nebiker.


La detección y extinción de incendios


automatizadas es un proceso complejo. Hay una gran cantidad de sofisticados productos para ofrecer servicios de protección contraincendios: paneles de control del fuego y unidades de control de extinción, afinados detectores –como sistemas de detección de humos por aspiración de aire-, bog-standard point-type fire detectors, alarmas de voz, video vigilancia, extintores Sinorix de Siemens y Sinorix con boquilla (nozzle) silenciosa.


La tecnología de boquillas no es un tema en el que estén al día la mayoría de los operadores de centros de datos. Se les puede perdonar, por tanto, que piensen que una boquilla silenciosa Sinorix, con un precio ligeramente más elevado, sea un lujo sin el que la compañía puede pasar. Esto no es así en absoluto, según Nebiker.


En caso de incendio, el ruido de los extintores no sólo puede ensordecer


presente, sino hacer que cualquier unidad de disco duro presente en la zona se vuelva imperceptible.


Si lo desea, puede comprar usted una boquilla ordinaria, pero correrá el riesgo de que sus altos decibelios provoquen la caída de los mismos servidores que está intentando mantener


contadas ocasiones, pero aun así afirma Nebiker.


activos. “Esto se produce en ocurre”,


Una boquilla silenciosa de Sinorix no es, técnicamente


hablando, silenciosa, pero


descarga su agente de forma poco notoria, a


menos 28 de 100dB (decibelios). www.datacenterdynamics.es Puede a cualquiera


conseguir estos resultados tanto con gases naturales como con agentes químicos.


Una de las principales dificultades que conlleva la prevención contraincendios es la extinción del fuego sin arruinar el delicado balance de la gestión de los pasillos fríos- calientes. Pero las técnicas más sutiles de la protección contra incendios (bombeando gas nitrógeno al área afectada) son muy caras.


Existen situaciones en las que tanto las llamas más evidentes como los fuegos latentes se pueden combatir con una alternativa más barata. En el caso de que se prenda fuego en un UPS, por ejemplo, existe la opción de usar H20 (también conocido como vapor o niebla).


El reto para el gestor de data center es


conseguir una respuesta mixta, basada en sus limitaciones de presupuesto. El problema de la protección contraincendios es un tema


Todos estos desastres están al acecho, esperando cualquier error en una gestión avara y corta de miras del data center. n


LA EMPRESA SUIZA SAFE HOST ASEGURA SU DATA CENTER FRENTE AL FUEGO El proveedor de servicios de data center suizo Safe Host utiliza la tecnología de protección contraincendios de Siemens para proteger los datos de sus clientes.


El data center de 5.000 metros cuadrados de Safe Host, un Tier III, está situado en un barrio de Ginebra y alberga más de 12.000 servidores y dispositivos de almacenamiento NAS. Cada gabinete contiene tantos blades que consume la misma electricidad que toda una casa. Por el data center al completo circula tanta potencia eléctrica como la que consume un pequeño pueblo, según el CEO de Safe Host Gerard Sikias. En otras palabras, es tan potencialmente inflamable como una central eléctrica.


Si el centro resultara ardiendo, UNICEF, la Cruz Roja y Peugeot Citroen formarían parte de las 140 organizaciones afectadas, puesto que contribuyen al petabyte de datos que está alojado en él. Un suceso como éste es muy improbable, no obstante, porque Safe Host ha conseguido el estándar ISO 9001:2008 y cumple con la normativa de la Autoridad de Supervisión del Mercado Financiero Suizo.


Puesto que el data center ha crecido orgánicamente, dispone de diferentes generaciones de sistemas de detección de incendios, paneles de control y de extinción de Siemens. Algunas de las plantas utilizan detectores de la vieja línea de producto AlgoRex, pero la mayoría están equipados con la actual familia Sinteso. Todos ellos están gestionados usando una estación de gestión central Siemens LMS 6. El LMS 6 reúne información de más de 2.800 puntos de datos y los visualiza en 60 pantallas gráficas, ofreciendo varios niveles de detalle.


El edificio está dividido en 350 zonas de detección, con 830 detectores de alta sensibilidad de las familias Sinteso y AlgoRex que están en uso. Están basadas en aproximadamente 30 detectores de humo por aspiración de aire que se encargan de analizar el aire de las habitaciones continuamente, buscando signos de partículas de gases.


Asimismo, hay 50 puntos de llamada manuales posicionados en todo el edificio. Todos los detectores están conectados a un total de cuatro paneles de control de fuego AlgoRex CC11, que se redundan con cuatro pantallas repetidoras de planta AlgoRex. En una emergencia, 65 alarmas de sonido se asegurarán de que el edificio se evacúa tan rápido como sea posible.


Puesto que el agua podría dañar a los servidores y los dispositivos de almacenamiento más que el propio fuego, Safe Host utiliza el sistema de extinción de gas Sinorix N2. Si los detectores detectan y confirman un fuego, el sistema automáticamente pone en marcha el proceso de extinción. Se abren las válvulas en los tanques de gas en el sótano del edificio y el nitrógeno fluye a través de una compleja red de tuberías hasta la sala afectada. Una vez allí, el gas inerte sofoca el fuego.


Los más altos estándares de cumplimiento están haciendo que Safe Host logre más negocio. “Estamos consiguiendo clientes que ni siquiera tienen presencia en Suiza”, concluye Sikias.


complejo, más complejo en proporción que el tiempo real que le dedican los operadores de centros de datos. Pero, como argumenta Siemens, es vital si se quiere asegurar el cumplimiento de normativas y garantizar la máxima disponibilidad de los sistemas.


EL DRAMA DEL FUEGO


Si los guionistas de cualquier serie dramática ambientada


en un hospital necesitan


inspiración, les presentamos aquí el origen de una trama tan plausible como cualquier pesadilla de un gestor de centro de datos: una boquilla que no está funcionando realmente, fuego en un cable que está alojado en un conducto


escondido, un UPS “cocido”


escupiendo chispas al lado de un depósito enorme de combustible diesel.


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44