This page contains a Flash digital edition of a book.
FOCUS AUTOMATIZACIÓN


Número 2. Cuarto trimestre 2010


“para controlar su infraestructura de cooling usando componentes disponibles en el mercado, según Bill Ahrens, director senior de infraestructura de centro de datos en Rogers.


Rogers es una de las empresas de comunicaciones más grandes de Canadá. Ahrens dice que la compañía no pudo encontrar una solución que resolviera todas sus necesidades de una sola vez.


El diseño interno de Roger ajusta la carga de refrigeración de forma dinámica, en base tanto a la temperatura como a las lecturas de carga eléctrica tomadas en el “Remote Power Panel” (RPP) al final de cada fila.


En lugar de que el sistema de controles de refrigeración se comunique con el equipamiento de TI en sí mismo, lo que hace es medir el consumo eléctrico del equipamiento de TI en el RPP. Las lecturas de temperatura y humedad son tomadas en las unidades CRAC (Computer Room Air Conditioning) por sensores bluetooth instalados en la zona fría en el frontal de cada tercer armario.


La instalación está dividida en varias zonas de refrigeración, con un número de unidades CRAC dedicadas a cada zona. Sabiendo qué temperatura y presión hay en cada zona, así como el consumo de energía de cada fila, el sistema extrae una aproximación muy cercana del número de BTU necesarias en cada una de las zonas y ajusta los CRACs de acuerdo a dicha cifra. Los CRACs están operados con una eficiencia máxima, mientras que el sistema monitoriza constantemente la temperatura del aire en el suelo, de modo que hace funcionar un CRAC extra u otro compresor allá donde la temperatura alcanza más de 76ºF (unos 24ºC).


SACANDO PARTIDO A LOS DATOS


Como se mencionó anteriormente, los datos pueden ser representados mejor en una gran mayoría de las interfaces de control de facilities existentes. Sorell dice que todavía no ha visto una herramienta que genere un gráfico psicrométrico con los datos que recolecta, por ejemplo.


Otra característica que Sorell querría ver en la próxima generación de herramientas


30 www.datacenterdynamics.com


de control es la habilidad de los BMS para recolectar el ratio de utilización de cada servidor y la temperatura directamente de los servidores para un cálculo más preciso de la métrica PUE (Power Usage Effectiveness). Sería un modo mucho más barato de conocer el estado de la instalación que instalar en los racks sensores de temperatura, puesto que los servidores ya los llevan incorporados y controlan el uso del procesador. Estos datos podrían utilizarse también para desarrollar una estrategia para un cooling más eficiente.


interoperabilidad para satisfacer por completo las necesidades del mercado”


“Todavía no hay suficientes soluciones que ofrezcan


Así como los ratios de uso de los servidores pivotan adelante y atrás, también lo hace el consumo de energía de los servidores. Otro sistema ensamblado por el equipo de Ahrens en Rogers Communications es un sistema de medición de energía utilizado para su centro de datos de 3MW.


El sistema se sitúa en la capa superior de la plataforma de automatización del edificio. Todos los puntos de medida generan datos de forma programada, alimentando de información una base de datos SQL. Esto ayuda al equipo a entender como cambia la carga eléctrica en el centro de datos a lo largo del día y permite tomar medidas de los principales componentes del sistema de distribución eléctrico.


Antes de que el sistema se implementase, el equipo de electricidad asumió que el pico de carga de la instalación sería de unos 50-60kW y duraría varias horas. Se sorprendieron al descubrir, una vez que el sistema de medición se instaló, que la carga de trabajo estaba en realidad en unos 35kW y que duraba generalmente solo 20 minutos. “Cuando hacíamos las lecturas de forma manual, nunca lo descubrimos”.


RACIONALIZAR LA RUTINA


Rogers también compró, de un único proveedor, un sistema que automatiza los procesos de toma de decisiones asociados con el cambio de los recursos de TI en el data center. La herramienta crea automáticamente un flujo de trabajo interdepartamental para


cambiar la infraestructura de TI, que también ha sido aceptado por los auditores como un proceso legítimo de control del cambio, según Ahrens. Esto ayuda a los responsables del centro de datos a gestionar la disponibilidad de espacio, electricidad, circuitos eléctricos y puertos de red en la instalación.


Siempre que una nueva aplicación de negocio requiere una nueva pieza de hardware, un gestor de proyectos introduce los detalles técnicos del dispositivo, cualquiera que sea su clase, y la cantidad de conexiones de red que necesita. El sistema circula entonces estos datos entre los departamentos apropiados, ya sea en paralelo o de forma secuencial, como parte del flujo de trabajo. Finalmente, el equipo que implementa el data center consigue la información que necesita para acomodar la nueva pieza.


Duke Skarda, vicepresidente de TI y desarrollo de software en The Planet, un proveedor de servicios de hosting con sede en EEUU, afirma que su equipo trata de automatizar tantos procesos como son posibles para racionalizar el rendimiento de las funciones rutinarias, lo que incluye la instalación del sistema operativo y los paquetes de software, creación de máquinas virtuales y su gestión, gestión y monitorización de servidores, o el reinicio de aplicaciones y recolección de los datos de uso de los servidores.


The Planet utiliza una combinación de productos disponibles en el mercado, así como scripts y herramientas propias para desempeñar todas estas funciones.


Skarda comenta que le gustaría acceder a una nueva generación de herramientas que “lleve a cabo un mejor trabajo a la hora de mostrar aquellos elementos que quiero gestionar”. “También estoy interesado en herramientas con definiciones de procesos más flexibles. Sería estupendo pder cambiar secuencias o alertas”, afirma Skarda.


El camino hacia la automatización está, por tanto, sembrado de retos tanto para los usuarios finales como para los consultores y proveedores de soluciones. Esperamos que más de una compañía recoja el guante de un área que no sólo supone un nuevo mercado por descubrir y en el que innovar, sino también una importante fuente de negocio, en la que todos los actores pueden salir ganando. 


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44