This page contains a Flash digital edition of a book.
Número 4. Segundo Trimestre 2011


GUIA DE UBICACIONES


Latinoamérica: Crecimiento imparable de la demanda de servicios de centros de datos


Aunque ya hemos dado buena cuenta de ello en la anterior revista de Focus en español y en la web, podemos repasar algunos de estos movimientos. La primera fi rma internacional en aterrizar durante el primer trimestre en la región fue Verizon, a través de la adquisición de Terremark por 1.400 millones de dólares. Equinix fue la siguiente en dar un paso adelante con la adquisición de la fi rma de colocation brasileña Alog Datacenters do Brasil. Finalmente, Global Crossing fue la última gran operación, tras ser adquirida por el proveedor global Level 3.


Luces y sombras


Todo parece indicar que América Latina tiene por delante un futuro cercano que estará


marcado por el crecimiento económico. Este despegue lleva aparejado, inevitablemente, una modernización y construcción de nuevas infraestructuras, necesarias para asumir los requerimientos de una sociedad y unos negocios fl orecientes.


En este proceso, la industria del datacenter es una de las principales benefi ciarias. Empresas locales y foráneas buscan espacio para albergar sus datos críticos, ya sea construyendo sus propias instalaciones, ya sea buscando alojamiento en facilities de terceros, colocation, outsourcing o servicios cloud. Este último segmento ha sido especialmente prolífi co y, según diversos estudios, lo seguirá siendo en el futuro.


Según un informe de BroadGroup, realizado en 2010 en base a la información de más de 200 data centers no empresariales en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Panamá y Perú –los siete mercados principales en la región-, el espacio disponible se incrementará en estos países un 61% hasta 2014. El crecimiento será mayor en Sao Paolo y Santiago de Chile, donde las economías siguen siendo más predecibles.


“Estas economías [las de los países latinoamericanos] no son homogéneas, pero los data centers se han comportado bien de forma general en todas las áreas metropolitanas de Sao Paolo, Buenos Aires, Río de Janeiro, Santiago de Chile, México D.F., Querétaro, Monterrey, Bogotá, Lima y Panamá. (…) El


estudio sugiere que no existe amenaza de sobreaprovisionamiento de centros de datos e, incluso, habrá escasez de espacio en los próximos años”, al parecer de la fi rma consultora.


En este sentido se ha pronunciado recientemente Ted Chamberlin, un analista de Gartner, quien ha señalado que los mercados emergentes como Suramérica podrían ser una apuesta segura para la demanda de colocation del futuro. Según este consultor, en las naciones occidentales el riesgo es mayor.


En un mercado hasta ahora dominado por las compañías de telecomunicaciones, integradores de sistemas e ISPs, la demanda de nuevos servicios (como el cloud computing) y el tener que cumplir con normativa internacional ha provocado que se estén construyendo nuevos data centers con las últimas tecnologías disponibles en el mercado para asegurar la disponibilidad.


Fusiones y adquisiciones


El futuro prometedor que se augura para estos países también ha tenido como consecuencia que los primeros meses de 2011 hayan estado marcados por un número sin precedentes de operaciones estratégicas de primer nivel relacionadas con fusiones, adquisiciones, así como con la venta e intercambio de acciones, en el ámbito de los proveedores de servicios de data center. Este hecho demuestra la creciente importancia de la región a la hora de decidir tener presencia directa allí.


No todo en el horizonte de la industria de data centers en Latinoamérica se presenta como idílico. También hay que hacer frente a ciertas difi cultades. El informe de BroadGroup asegura que, mientras que las áreas metropolitanas disponen de buena conexión a través de fi bra oscura y progresivamente mejora la conectividad a través de cableado submarino; por el contrario, la distribución de electricidad por parte las utilities, así como la falta de diversidad en el suministro, siguen siendo un gran reto, como también lo es la generación de energía limpia y renovable. Argentina, por ejemplo, tiene un gran potencial hidroeléctrico por explotar.


Aunque ya se han dado pasos en este sentido, y algunos centros de datos ya cuentan con planes para utilizar estas fuentes renovables, todo parece indicar que buena parte de esta inversión dará resultado a largo plazo. El pasado febrero, un artículo de The Economist alertaba del creciente problema energético que sufre Brasil, y que ha tenido como consecuencia que se produjeran 91 grandes apagones en 2010, frente a los 48 que tuvieron lugar en 2008.


A pesar de estas problemática energética, hay que señalar que los gobiernos parecen cada vez más concienciados a la hora de mejorar las infraestructuras básicas, como el cableado y la energía (ver Chile más adelante); y están deseosos de captar inversiones extranjeras.


Las ventajas parecen ser ahora mayores que los inconvenientes a la hora de elegir Latinoamérica como destino, y todo parece indicar, por tanto, que puede ser un buen momento para invertir en nuevos data centers en la región. 


www.datacenterdynamics.es 37


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59  |  Page 60  |  Page 61  |  Page 62  |  Page 63  |  Page 64  |  Page 65  |  Page 66  |  Page 67  |  Page 68