This page contains a Flash digital edition of a book.
FOCUS BBVA


Número 4. Segundo Trimestre 2011


Este diseño se envía a Uptime Institute, que evalúa el proyecto y plantea algunas preguntas y dudas sobre el diseño. También hace recomendaciones de mejora. Una vez explicados los puntos e implantadas las recomendaciones se obtiene la certificación. Obviamente, la parte complicada es el diseño en sí mismo, la asunción de costes y la elección de la infraestructura tecnológica acorde a cada organización. En el caso de BBVA, la apuesta es clara. Además, en una segunda fase, se certificará la instalación mediante las pruebas de cada uno de los elementos del CPD.


DCD.- Usted menciona el diseño como una parte complicada del proceso, ¿qué retos tecnológicos tuvieron que afrontar para conseguir obtener el título Tier IV?


J.G.- Cuando construyes un centro Tier IV, en el que todos los sistemas deben estar redundados –y no una redundancia normal, sino la redundancia de la redundancia-, todo es un reto.


El principal desafío lo encontramos en la duplicidad de caminos totalmente separados, una característica necesaria para evitar puntos únicos de fallo en todos y cada uno de los elementos redundantes (acometidas eléctricas, UPS, generadores, producción de frío, tuberías de agua, suministro de combustible, sistema de monitorización, etc.). En el caso de la instalación eléctrica, por ejemplo, las infraestructuras disponen de dos acometidas independientes, totalmente separadas con respecto a la subestación, y esto ha supuesto un reto importante.


DCD.- En Europa apenas se cuentan con los dedos de una mano los centros de datos cuyo diseño ha sido acreditado por Uptime Institute como Tier IV y, de ellos, dos son españoles, ¿qué opina de este hecho?, ¿sitúan estas acreditaciones a España en un lugar puntero?


J.G- Desde luego que es un dato interesante, y sería positivo que en España se apostara por construir centros de proceso de datos de alta disponibilidad y nos convirtiéramos en un referente tecnológico mundial.


DCD.- Y sin embargo, parece que España no es precisamente un lugar que aparezca en los mapas para ubicar un centro de datos –el clima, el precio de la energía…- ¿cree que estas acreditaciones ayudan a demostrar que España tiene mucho que decir con respecto a la infraestructura de data center de cara al mercado internacional?


J.G.- Efectivamente, el coste de la energía es un factor negativo para la construcción de CPDs, pero también hay elementos positivos que deben considerarse y que pueden balancear este tipo de decisiones. El clima puede ser positivo por la ausencia de fenómenos climáticos de riesgo, está en la zona euro, dispone de buenas comunicaciones y la cualificación técnica de las personas es otro factor de éxito importante.


DCD.- Además de la seguridad, las certificaciones ponen de relieve hoy en día la eficiencia energética. ¿Han tenido en cuenta este factor en el diseño del centro?


J.G.- Por supuesto que sí. BBVA es una entidad


comprometida con la sostenibilidad. Prueba de ello es el Plan Global de Ecoeficiencia iniciado en 2008 y al que queremos contribuir al hacer de nuestras instalaciones un ejemplo de eficiencia energética. De hecho, una vez que el CPD esté funcionando con la certificación Tier IV, se certificará con la medioambiental ISO14001.


Hemos abordado esta eficiencia desde múltiples puntos de vista. A nivel de diseño del edificio, se han instalado múltiples cámaras que aíslen perfectamente la sala de ordenadores para que no haya pérdidas de energía.


También se han incorporado sistemas de intercambio con el exterior para utilizar el aire frío de la calle cuando la temperatura lo permita –que es un periodo particularmente largo durante el año-, para reducir el uso de los sistemas propios de enfriamiento. Por último, se ha implantado una solución de cogeneración para aprovechar el aire caliente del CPD para la calefacción de las oficinas.


DCD.- El centro también ha apostado en su diseño por la modularidad. ¿Podría comentar algunas de sus características técnicas?


J.G.- El centro de datos cuenta con 1.500 m2 de sala técnica construida en la Fase 1, con una zona de ampliación de 500 m2. La sala está modulada en bloques de 500 m2 que permiten también, si surgiera la necesidad, reducir la cantidad de energía suministrada a cada uno de estos módulos.


Vista aérea del centro de datos 32 www.datacenterdynamics.es


Sala de operaciones


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59  |  Page 60  |  Page 61  |  Page 62  |  Page 63  |  Page 64  |  Page 65  |  Page 66  |  Page 67  |  Page 68