This page contains a Flash digital edition of a book.
Escena Boricua 15


Nancy Millán Entre personajes y melodías


Por Nancy M. Piñero Vega Escena Boricua


Cintura de avispa, vientre plano,


pechos erguidos. Elementos al parecer indispensables, de una silueta como debe ser. Pero… ¿será así realmente?


A partir de este cuestionamiento se desarrolla la puesta en escena de El cuerpo perfecto: una comedia de Eve Ensler (Los monólogos de la vagina) a la que dan vida las actrices Suzette Bacó, Cristina Soler y Nancy Millán. Sube a escena en el Centro de Bellas Artes de Santurce el 24 de febrero. “La productora,


María Cristina Fusté, descubrió el texto. Siempre se encuentra leyendo, buscando incansablemente.


Ambas


coincidimos en que ese tema del cuerpo nos toca a todos. Y hay que saber abordarlo: de un modo inteligente”, asevera Millán. El cuerpo perfecto no es


otra cosa que una exaltación de la belleza diversa. A través de un viaje por el mundo, desde San Juan hasta Afganistán, se explora en qué radica la perfección y cómo la sociedad y los medios de comunicación proponen toda clase de locuras con tal de obtenerla.


La pieza se nutre


de viñetas hiladas por las intervenciones de la autora (interpretada por Suzette Bacó), quien a pesar de ser una feminista combatiente, no se ha podido deshacer de sus complejos: particularmente en lo que se refiere a su barriga. “A través de más de una veintena de personajes se toca el tema. Tengo a mi cargo, además de muchos personajes cortos, cuatro monólogos.


Interpreto a una adolescente que asiste a un campamento para bajar de peso, a una modelo brasileña casada con un cirujano plástico… que aporta esa dinámica tipo depredador y presa, pues ella es bien insegura y el marido se aprovecha de esa debilidad. También encarno a una mujer que hace tatuajes y piercing y a una de la India”, explica Nancy antes de agregar que “la gente debe asistir a El cuerpo perfecto porque es una celebración de nuestros cuerpos. Nos sirve para reírnos de nuestros miedos y frustraciones desde una perspectiva divertida, que te da espacio tanto para identificarte como para conmoverte”. La artista se apresta a lanzar prontamente Imperfecto invisible: un disco de seis canciones, algunas de ellas nacidas como parte de su espectáculo itinerante Mujer invisible. “Es un EP, que


es un disco corto. Como un cortometraje musical. Hay de


todo, desde canciones de amor y desamor hasta las que se dirigen a hacer un comentario. De Mujer invisible incluí la melodía No me hace falta que es una canción de liberación porque muchas veces somos presos de lo que otros piensan de nosotros. Un poco te cuestionas qué es real y qué no lo es. Hay un cierto humor en mi música, admito que un poco deprecating. Me río de mí, ese es mi giro”, señala. En el mes de marzo,


Nancy Millán, regresa al


escenario precisamente con Mujer invisible que integra anécdotas, miedos, inseguridades y sobretodo, crecimiento personal al son de diversas canciones compuestas por esta santaisabelina quien también


escribe dicho espectáculo. “Poco a poco Mujer invisible ha ido modificándose a medida que se le ha incorporando más música”, indica sobre la puesta inspirada en su experiencia como actriz.


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40