This page contains a Flash digital edition of a book.
Al cabo de un tiempo no muy largo, los dos reyes volvieron a encon- trarse. – No quiero la paz contigo –dijo el primero que habló–. Tú no puedes querer la paz, si vas comprando armas por todos los países por donde pasas. Tú lo que quieres es la guerra. – Falso, el que quieres la guerra


eres tú –replicó el ofendido–. Si no quisieras la guerra, al saber que yo estoy mejor armado, te convence- rías de que lo que debes pedirme es la paz.


36


Falacia y paz Libro.indd 36-37


21/01/2010 08:15:45 a.m.


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44