This page contains a Flash digital edition of a book.
por lo menos haciendo algo. – La guerra es tanta, príncipe –le


dijo alguno de los que allí estaban–, que es imposible volver al campo. – ¿Imposible? –replicó el príncipe–. Si ustedes quisieran, estarían en el campo. ¿Cómo, entonces, me dicen que la guerra es allá, si ustedes están aquí? Si ustedes quisieran estar en el campo, ya se lo habrían quitado por la fuerza a los enemigos y estarían allí en paz. Y no habría guerra. De verdad, ustedes son unos vagos. – Claro, príncipe, nosotros somos unos vagos –dijo el aludido–, pero, entonces, ¿por qué usted tampoco está en el campo?


28


Falacia y paz Libro.indd 28-29


21/01/2010 08:15:44 a.m.


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44