This page contains a Flash digital edition of a book.
b) Préstamos de Auxilio Podían ser solicitados por los empleados que tuvieran al menos 12 meses de


imposición continúa o no y el monto ascendía hasta un 50% del fondo de retiro del imponente, deducidos los saldos de préstamos anteriores.


C. Servicios Auxiliares. El despliegue de los disntintos beneficios enunciados anteriormente estaba


acompañado además de la actividad de una serie de instituciones de derecho privado dependientes de la Caja que complementaban la protección social ofrecida por


la


misma, destacándose las siguientes: El Servicio Médico EMPART destinado a satisfacer la demanda de salud de los


imponentes de la Caja de Empleados Particulares; La Compañía de Seguros EMPART y La Metropolitana (protección de viviendas en caso de incendios); y Las Sociedades Constructoras de Viviendas Económicas Empart Ltda, la que nos interesa revizar un poco más en detalle. Estas Sociedades Constructoras tenían por objeto la compra de terrenos y la


edificación de los mismos o sólo la edificación, sea en colectivos o aisladamente, de casas o edificios de departamento para ser transferidos a la Caja de Previsión de Empleados Particulares. (Ley 9.135). Las razones esgrimidas para su creación eran que: permitirían reducir costos


aplicando economías de escala para la compra de materiales de construcción; suponían más rapidez en la edificación, pues esta estaría a cargo de empresas con avezada experiencia y que proporcionaría seguridad en la calidad de la construcción por la misma razón. Como consecuencia de la conjugación de estas razones se dio origen a estas


Sociedades constituidas por 13 entidades que fueron seleccionadas por un concurso público, eligiéndose las que dieran mayor seguridad “por su honarabilidad, capacidad, trabajos efectuados y capital” (Boletín EMPART, mayo-junio 1955; nº29 y 30), las cuales bajo igual condición, tenían un capital de cien millones de pesos, de los cuales La Caja aportó 90 y la empresa constructora los 10 restantes. Cabe destacar que los arquitectos de La Caja no podían prestar servicios


profesionales a las sociedades EMPART.


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18
Produced with Yudu - www.yudu.com