This page contains a Flash digital edition of a book.
el Cuervo Imaginario
La gallina pinta
Mi abuelo materno era ministro evangélico y predicaba todos los domingos en
una iglesia de Isabela. Durante la semana, se dedicaba a criar animales y muchas veces
me invitaba a estudiarlos. Es raro que casi no me hablara de su credo, pero alguna vez
tuvo ocasión de enseñarme sus ideas. La oportunidad se le presentó una vez, cuando
encontró entre sus pollos a una gallina pinta. Mi abuelo me mostró a la gallina en el patio
de la casa eclesiástica, y pude ver que efectivamente tenía una rareza en las plumas.
-Yo podría dejar que tu abuela la prepare para comer- me dijo. –Pero me
interesa mostrarte algo interesante.
Al lado de la gallina pinta, mi abuelo puso otra gallina ponedora. En cosa de unas
semanas, me fue a buscar a la casa de mi mamá y nos quedamos en un lugar de retiro
campesino en donde él predicaba los domingos. Pasaron algunas semanas.
-Hay que velar el momento en que las gallinas pongan huevos- me dijo.
-Lo que va a pasar con la gallina pinta, eso es lo que me interesa que
veas.
Efectivamente, las gallinas empezaron a poner huevos, y cuando la gallina pinta
puso los suyos, mi abuelo la apartó afectuosamente del nido y marcó el huevo con un
poco de tinta china.
-Deja pasar algunos días- me dijo. –Mira a ver si el huevo que marqué
con la tinta sigue en el nido.
Dejé pasar algunos días y cuando volví al nido, no encontré el huevo marcado con
la tinta china.
-¿Qué crees que haya pasado?- me preguntó.
-La gallina pinta debe haber sacado el huevo marcado- le dije.
-Lo pudo haber hecho otra- me dijo abuelo. –Las gallinas colaboran para
empollar a sus hijos. Los huevos los puede poner una, y otra empollar. ¿Y cómo podemos
saber que fue otra gallina la que lo empolló? Bueno, habrá que buscar entre los pollos al
hijo de la gallina pinta.
41número 40-41, julio 2008 a junio de 2009
Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7
Produced with Yudu - www.yudu.com