This page contains a Flash digital edition of a book.
Escribir en Puerto Rico: Reflexión sobre la(s) literatura(s) presente(s)
20. La postmodernidad pretende ambas cosas. en Puerto Rico.
Ello explica la actitud antiacadémica que se
afirma ahora mediante el uso intensivo del El país está rezagado respecto a la era de
lenguaje mediático, publicitario y de mercado, la informática. La comunicación que garantiza la
al lado de lo que muchos consideran el lenguaje Internet, por ejemplo, impacta a un sector
literario. La frontera entre el lenguaje culto y el minoritario del país, si bien abre numerosas
que no lo es, entre el lenguaje literario y el que posibilidades de comunicación con el resto de la
no lo es, está demolida. World Wide Web o Red Global Mundial.
La virtualidad digital, unida a la imaginaciónSegundo, se han apropiado espacios
del cómic o viñeta narrativa, a algunas formasinusuales para el ejercicio creativo. Lo que ya
de lo que antes se denominaba subliteratura
he llamado en un libro una estética del choque
popular de consumo como el pulp fiction, la
y de la violencia me parece crucial.
cinematografía y la televisión, y otros emblemas
Ocasionalmente, la impresión que queda es que
de la cultura popular del siglo 20, han penetrado
el discurso oscila entre la celebración del morbo
la escritura. En el ámbito de los publicados, las
que recuerda el principio de destruir para
novelas de Elidio La Torre Lagares son
construir. Ese es el caso de El peor de mis
esenciales. Pero la tendencia penetra la escritura
amigos (2007) de Rafael Franco, o el de Josué
de algunos inéditos como es el caso de tres textos
Montijo en El killer (2007). En otros, la violencia
de la Escuela Graduada de esta institución: me
es trabajada como una forma de la sensualidad,
refiero a las novelas de José Borges, Esa
o la sensualidad trabajada como una forma de la
antigua tristeza (2007), El minuto de los
violencia sublimada. He visto ese procedimiento
Arellanos (2007) de Eduardo Vera, y Náyade
en dos tesis aprobadas recientemente en la
(2007) de Jorge Valentine que ya está en proceso
Escuela Graduada de Creación Literaria de la
de edición. El fenómeno demuestra la forma en
Universidad del Sagrado Corazón: la novela
que los novísimos escritores se integran a una
Medrash (2008) de Rubis Camacho, y la
corriente característica de la era en que se vive.El
colección de cuentos policíacos Miradas en
irrealismo radical que deriva de todo lo dicho se
negro (2007) de Maribel R. Ortiz.
afirma por medio de recursos ficcionales
innovadores. La cultura popular ya no tiene que
En tercer lugar, la era de la informática ha
ser legitimada por un escritor aristócrata para
promovido un tipo de estética de la
ser visible. Se ha legitimado por su propia
tecnociencia que sirve tanto para ornamentar
condición de expresión masiva y nada más.
futuros distópicos, como para comprender mejor
un presente invadido por artefactos antes
Este es un espacio idóneo para la
desconocidos. De este modo, el recurso a las
experimentación a pesar de que ya casi nada
nuevas tecnologías puede traducir lo mismo la
sorprenda a un lector educado. Lo más común
incertidumbre respecto a las consecuencias
ha sido desmantelar la estructura de la narración
probables de la revolución de la tecnociencia, o
clásica. Ante el orden convencional se propone
la confianza moderada en la misma. La
el caos escritural. ¿Cómo se desmantela el orden
heterogeneidad es evidente en ese territorio dado y se sugiere el caos en un cuento?
el hecho de que la reflexión sobre el asunto se
inició apenas después del 1990. A veces se reduce la narración al mero
relato o a la fábula. Cabiya, en su “Historia de
Es importante señalar que el acceso a la un diálogo inútil,” y Quiñones, en el “Breve de
alta tecnología es todavía privilegio de una elite un rey curioso,” deconstruyen el cuento moderno
82
Mario R. Cancel
Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59  |  Page 60  |  Page 61  |  Page 62  |  Page 63  |  Page 64  |  Page 65  |  Page 66  |  Page 67  |  Page 68  |  Page 69  |  Page 70  |  Page 71  |  Page 72  |  Page 73  |  Page 74  |  Page 75  |  Page 76  |  Page 77  |  Page 78  |  Page 79  |  Page 80  |  Page 81  |  Page 82  |  Page 83  |  Page 84  |  Page 85  |  Page 86  |  Page 87  |  Page 88  |  Page 89  |  Page 90  |  Page 91  |  Page 92  |  Page 93  |  Page 94  |  Page 95  |  Page 96  |  Page 97  |  Page 98  |  Page 99  |  Page 100  |  Page 101  |  Page 102  |  Page 103  |  Page 104  |  Page 105  |  Page 106  |  Page 107  |  Page 108  |  Page 109  |  Page 110  |  Page 111  |  Page 112  |  Page 113  |  Page 114  |  Page 115  |  Page 116  |  Page 117  |  Page 118
Produced with Yudu - www.yudu.com