This page contains a Flash digital edition of a book.
Luis Negrón López, en su centenario
Hoy queda una memoria incompleta e
por Puerto Rico, fue uno de los principales
injusta sobre el que tanto sembró y sacrificó por
arquitectos de nuestra democracia. Vivió su
Puerto Rico. Su humildad y su creatividad
predica con humildad y sacrificio. Pagó un alto
quedan por siempre para ser rescatadas. Para
precio por servirle al país. Por ello y por su
que su recuerdo no siga dormido entre el insulto
inmensa aportación a nuestro pueblo merece ser
y el olvido se ha escrito este libro. Invito al lec-
rescatado por la historia.
tor a peregrinar y conocer esta vida con la pasión
de conocer mundos nuevos en nuestro quehacer
Su Centenario debe motivar un
de pueblo aprendiendo de sus errores y de sus
entendimiento de que la historia la hacemos los
aciertos.
seres humanos producto de nuestra gestión e
inspiración. El estudio de nuestros grandes
Termino estas reflexiones caminando por
patriotas es semilla para gestas futuras. En ese
el Capitolio de Puerto Rico donde tantas
sentido, nada más propio que celebrar la vida y
vivencias y sueños de Negrón encontraron su
obra de seres que se superaron para legarnos
hogar y su recinto amigo. Imagino su mirada al
nuevos mañanas como Luis Negrón López.
llegar, con sus treinta y un años, a ese imponente
lugar, donde con la fuerza del pensamiento y la
voluntad se fraguaron tantas medidas que
transformaron esperanzas en realidades en las
vidas de tantos seres humanos. Le imagino en su
felicidad intensa en participar en las primeras
leyes que tocaron tantas vidas.
Diez años después presidiría la Comisión
de la rama legislativa en la Convención
Constituyente. Encontró allí su lugar en la historia.
En su largo transitar hacia Sábana Grande,
sin expresos y con más gastos que sus ingresos
públicos, acurrucaba ideas y visiones de
programas para la gente más necesitada de su
tierra. Se forjó junto a Muñoz, en una épica de
justicia, nutrida con el sacrificio de sus líderes.
Puerto Rico ha sido muy ingrato con Luis
Negrón López.
Pienso que la ingratitud disminuye los pueb-
los. Y que la valía de sus grandes hombres y
mujeres es siembra para las generaciones que
han de tomar su turno con su propia antorcha.
Por ello su quehacer nos explica el pasado y nos
ilumina y motiva horizontes para el futuro.
Luis Negrón López ofrendó su vida
72
Héctor Luis Acevedo
Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59  |  Page 60  |  Page 61  |  Page 62  |  Page 63  |  Page 64  |  Page 65  |  Page 66  |  Page 67  |  Page 68  |  Page 69  |  Page 70  |  Page 71  |  Page 72  |  Page 73  |  Page 74  |  Page 75  |  Page 76  |  Page 77  |  Page 78  |  Page 79  |  Page 80  |  Page 81  |  Page 82  |  Page 83  |  Page 84  |  Page 85  |  Page 86  |  Page 87  |  Page 88  |  Page 89  |  Page 90  |  Page 91  |  Page 92  |  Page 93  |  Page 94  |  Page 95  |  Page 96  |  Page 97  |  Page 98  |  Page 99  |  Page 100  |  Page 101  |  Page 102  |  Page 103  |  Page 104  |  Page 105  |  Page 106  |  Page 107  |  Page 108  |  Page 109  |  Page 110  |  Page 111  |  Page 112  |  Page 113  |  Page 114  |  Page 115  |  Page 116  |  Page 117  |  Page 118
Produced with Yudu - www.yudu.com