This page contains a Flash digital edition of a book.
La conciencia irónica puertorriqueña se muda a Nueva York en Harlem todos los días
trauma registrable quién sabe en qué la vertiente de la ignorancia por un lado y
contexto misterioso (págs.65-66). la idea de la burla por el otro (p.66).
Los empates defectuosos o hilos sueltos que Nosotros hemos señalado en los capítulos
existen en el diálogo son los enunciados que en iniciales, previos a este capítulo, que la ironía en
muchas ocasiones se contraponen, en otras la época clásica griega se valía de dos personajes
ocasiones advienen a otros significados, no muy significativos: el Eirón o disimulador, quien
necesariamente los contrarios. Las corrientes fingía ignorancia y el Fanfarrón, quien
se escapan sigilosamente porque la ironía va constantemente se burlaba. Díaz Valcárcel, con
minando el terreno. Lo va desestabilizando plena conciencia de la ironía, se vale de estos
subterráneamente. La ironía recoge la tensión dos personajes antiguos para la autorreflexión
irresuelta de los enunciados. Con este estado irónica.
de tensión se crea la impresión de que nada
descansa sobre bases sólidas. Es como una Tan plena es la conciencia irónica de Aleluya
fractura de huesos que no quedó debidamente sobre los aspectos de la ironía que señala:
sellada. Las dolamas que prevalecen son los
efectos de la burla, la sátira y la parodia que --Este es mi trabajo--dice sacudiendo las
produce la ironía. La pregunta que se formula, cadenitas--. ¿ Te crees que me voy a
¿realmente lamentable? recibe su contestación. sepultar en una factoría a que me saquen la
El autor señala que no es lamentable. La coma plusvalía y no me dejen un minuto de ocio
colocada después del adverbio lamentable creador para entregarme a mis meditaciones
sugiere que la contestación es un no rotundo. El matinales y al disfrute de las cosas del
adverbio se utiliza de forma interrogativa. El espíritu? (p.66).
mismo lejos de negar, afirma.
La conciencia plena sobre la ironía que le
Intuimos cómo, mientras se reflexiona sobre sirve de estructura al texto, que precisamente está
las herramientas que se utilizan en el texto literario, desarrollando, lleva al autor a señalar a través
al mismo tiempo éstas se materializan de forma del narrador: “Dijo diciendo con cada palabra,
irónica. Realmente se establece un doble juego pavimentando con palabras el camino de la
irónico. evasión, tirando una cortina de humo en medio
del calor”(p.67). La ironía se ha caracterizado
En el mismo contexto se señala que la como una forma indirecta de señalar una realidad.
linealidad de la obra literaria se interrumpe porque Es igualmente una forma de evasión. La cortina
surge un trauma a nivel de un contexto misterioso. de humo a que alude el comentario es el conjunto
Este contexto misterioso es el irónico. La clara de técnicas de las que se vale la ironía para llevar
conciencia que posee Díaz Valcárcel sobre la sus mensajes. Estos se presentan de manera
ironía como elemento integrador y crítico de su solapada en la mayoría de las ocasiones.
obra, lo percibimos en el siguiente comentario:
Sin embargo, la evasión que se persigue
Aleluya lo miró, aunque en realidad no mediante la ironía retorna al lugar de origen de la
había dejado de mirarlo esta vez lo miró y trama; Nueva York. Este retorno al referente
lo vio realmente a fondo queriendo real de la narración se logra mediante el uso de
descifrar el laberinto que se adueñaba de su los gentilicios:
paisano, contemplar dos vertientes en sus
ojos asombrosamente tropicalmente azules: Pero dentro de esa inoportuna evasión
62
Francisco Valentín Massaz
Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59  |  Page 60  |  Page 61  |  Page 62  |  Page 63  |  Page 64  |  Page 65  |  Page 66  |  Page 67  |  Page 68  |  Page 69  |  Page 70  |  Page 71  |  Page 72  |  Page 73  |  Page 74  |  Page 75  |  Page 76  |  Page 77  |  Page 78  |  Page 79  |  Page 80  |  Page 81  |  Page 82  |  Page 83  |  Page 84  |  Page 85  |  Page 86  |  Page 87  |  Page 88  |  Page 89  |  Page 90  |  Page 91  |  Page 92  |  Page 93  |  Page 94  |  Page 95  |  Page 96  |  Page 97  |  Page 98  |  Page 99  |  Page 100  |  Page 101  |  Page 102  |  Page 103  |  Page 104  |  Page 105  |  Page 106  |  Page 107  |  Page 108  |  Page 109  |  Page 110  |  Page 111  |  Page 112  |  Page 113  |  Page 114  |  Page 115  |  Page 116  |  Page 117  |  Page 118
Produced with Yudu - www.yudu.com