This page contains a Flash digital edition of a book.
el Cuervo
posición política del autor se va haciendo
pertinentes los escritos de nuestro periodista.
transparente: “Romero es como el lubricante tres
Aunque su obra parte de una profunda
en uno. Es como el misterio de la Santísima
meditación filosófica, su obra más que cerebral
Trinidad, lo cual quiere decir que las tres
es sentimental. Don Balle sabía, hablando en
personas o caretas de Romero como
puertorriqueño, “bregar” con la dualidad humana-
Gobernador, Presidente del PNP y como
las grandes literaturas no son maniqueas, solía
ciudadano particular son inseparables, pues se
decir-. Supo reflejar la problemática
trata de un solo cacique verdadero”. La situación
puertorriqueña no ya con amargura, sino con
política del país lleva a nuestro autor a imaginarlo
situaciones contradictorias propicias para la
como un hipódromo donde, cada cuatro años,
dialéctica. Sin lugar a dudas, contribuyó a hacer
el pueblo se convierte en un gran hipódromo:
ese examen de conciencia que diariamente se
yeguas, potros y potrancas se disputan la gran
necesita para no perder contacto con el ser moral
copa del Gobernador y, mientras tanto, la
y para ello fundió brillantemente la anécdota y el
decoración barroca puertorrriqueña persiste bien
significado simbólico en sus escritos. Por eso, y
como bazar de souvenires políticos, bien como
teniendo en cuenta las últimas teorías de la crítica
circo romano donde se trituran los huesitos unos
occidental, el periodismo de Méndez Ballester
políticos a otros.
se puede considerar “el texto único,” ya que
reúne unidades de tiempo, espacio, estilo, acción
La visión político-sexualizada tampoco falta
y, sobre todo, coherencias de intención.
y es que el autor tiene el convencimiento de que
un gran sermón sexual se ha esparcido por
El humor ballesteriano constituye un hito en
nuestra sociedad durante las últimas décadas: ha
la generación del 30 no ya por su larga trayectoria
castigado el nuevo orden, ha castigado la
y sus incorporaciones novedosas, características
hipocresía y ha ensalzado el derecho de lo
que a mi entender lo sitúan privilegiadamente
inmediato y lo real. Otro alter ego de Méndez
frente a ese gran epítome de todas las antologías
Ballester, el doctor Sextet, trata de solucionar el
actuales que es Nemesio Canales, sino porque
problema desde su consultorio en la Avenida
cambia la interpretación que se le ha dado a ese
Ashford Allí los políticos encuentran la
gran momento literario: la generación del 30,
explicación ballestero-freudiana de su conducta
gracias a Manuel Méndez Ballester, ya no es sólo
animalizada en forma de discurso sexual y salen
cuestionamiento, sino choteo relajo, gufeo,
conscientes de que sus promesas incumplidas son
bayoya para poder entender nuestra condición
comparables a los casos de infidelidad conyugal,
humana.
por aquello de la falta de condena del marido en
estos casos y porque la identidad nacional es
Sólo un apunte final: he pretendido ser amena
tan precaria que puede estar a merced de
y pretendo concluir estos apuntes como un ser
cualquier arrebato sexual.
sentimental: Me faltó reconocer a otro Balle, el
maestro con el doble magisterio de la sabiduría
y la cercanía. Yo aprendí a vivir mejor gracias a
III. El texto único
este mentor insospechado en mi vida, pues fue
un ser más viviente que los demás: sabía
Méndez Ballester dejó de colaborar con El
apacentar igual las cosas que los afectos. Una
Nuevo Día el de 24 de noviembre de 1990 fecha
rara virtud que me lleva a intentar despertar el
en la que publica el artículo “¿Qué es lo que pasa
presente no sólo del escritor, sino de la gran
aquí?” Sin embargo, todo el que ve su tiempo
persona que fue, cada vez que se presenta una
con conciencia histórica encontrará vitales y
ocasión extraordinaria, como ésta.
47Año 20-21, Número 40-41, julio a junio de 2008-09
Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59  |  Page 60  |  Page 61  |  Page 62  |  Page 63  |  Page 64  |  Page 65  |  Page 66  |  Page 67  |  Page 68  |  Page 69  |  Page 70  |  Page 71  |  Page 72  |  Page 73  |  Page 74  |  Page 75  |  Page 76  |  Page 77  |  Page 78  |  Page 79  |  Page 80  |  Page 81  |  Page 82  |  Page 83  |  Page 84  |  Page 85  |  Page 86  |  Page 87  |  Page 88  |  Page 89  |  Page 90  |  Page 91  |  Page 92  |  Page 93  |  Page 94  |  Page 95  |  Page 96  |  Page 97  |  Page 98  |  Page 99  |  Page 100  |  Page 101  |  Page 102  |  Page 103  |  Page 104  |  Page 105  |  Page 106  |  Page 107  |  Page 108  |  Page 109  |  Page 110  |  Page 111  |  Page 112  |  Page 113  |  Page 114  |  Page 115  |  Page 116  |  Page 117  |  Page 118
Produced with Yudu - www.yudu.com