This page contains a Flash digital edition of a book.
Humor, sátira y dialéctica teatral en el periodismo de Manuel Méndez Ballester
“Los disciplinantes (Parte I, caps. XIX-XX).
-De perlas
En su primera noche en el trópico malduermen a
-No, de sardinas
causa de los zancudos y de los tambores lejanos-
-Ustedes son antropófagos? No
ellos no saben que en una hacienda cercana se
entienden…¿que si comen carne?
celebraba un baile de bomba-. Díngol despierta
-Cuando se presenta la ocasión.
a Kírilin:
-No hay duda, se dice uno al otro, estos
son caníbales. ¿Dónde está el jefe de la
-Kírilin, Kírilin, escucha ese tambor…
tribu?
-Debe ser el baile de las ninfas
-Aquí no hay señores.
-Qué ninfas y ocho cuartos. Los libros
-Estos hombres viven en anarquía como
te van a volver loco. Es el tambor
verdaderos salvajes, dice Díngol. -A mí
de guerra de los salvajes
me parecen gente pacífica, contesta
-Hay unas luces que se mueven…
Kírilin.
-Deben ser ánimas en pena.
-¡Se dirigen aquí. Vienen a atacarnos!
(Se abren así las diferencias entre cultura y
civilización. Pero esta parodia que elabora
(En realidad, acota Méndez Ballester, se trataba
Méndez es algo más que burla que deforma el
de gente pobre cogiendo cangrejos en un
tema original, su propósito es el señalamiento
manglar.)
crítico que, desde otras perspectivas, abordaron
Pedreira y Tomás Blanco. Pues, ¿no es, acaso,
Las perspectivas prosaicas no faltan. Con el
la falta de conocimiento real de la geografía y el
nerviosismo de la persecución y los tiros Kírilin
estado de cultura de los negritos bembús la causa
cae en un sumidero y su acompañante tiene que
de que a los ojos de los conquistadores
rasparle con una concha de coco para limpiar
norteamericanos los presenten como
tanta porquería. Kírilin piensa que lo más
antropófagos?; ¿No es esta falta de visión la que
prudente es regresar a las tiendas de campaña
recoge nuestra historia como la razón de que no
“pues tengo entendido que los exploradores no
se considerara a Puerto Rico apto para tener un
deben andar barbudos y apestosos”. En cambio
gobierno propio…?)
Díngol no desfallece: “Hemos logrado un
Ya en tierra firme, buscan en el mapa el
verdadero triunfo a pesar de esta trampa, hay
nombre de la isla. No lo encuentran y preguntan
que perseguirlos” (Al igual que Sancho Panza
a sus habitantes. Se trata de La Cangrejera, sin
sufrió una quijotización, Díngol, sufre una
embargo ellos la nombran como “La Cenicienta”
Kirilización. Todo es un juego de contrastes
(Aquí ya hay una clara alusión a la posición
propio del humor.)
espiritual del pueblo puertorriqueño que ya
Muñoz Rivera recogiera en su poema Minha
Piensa Díngol en la fortuna que adquirirá
Terra al exclamar: “Borinquen Cenicienta”).
abasteciendo la isla de bacalao. No importa que
su compañero le haga la salvedad de que los
Las reacciones de nuestros personajes,
pescadores comen arroz y habichuelas. También
mientras esperan la oportunidad de hacer llegar
consideran hacer de la isla un país de dos
noticias de la nueva adquisición al Presidente
lenguas.
Mackinley, van a ser quijotescas y
sanchopancescas frente a situaciones que son
-Habrá que enseñarles a comer bacalao,
clara transposición paródica de las aventuras de
Kírilin. Tu misión será la de instruir, educar
Don Quijote conocidas como “Los Batanes” y
y hacer que todos aprendan el inglés
44
Carmen Cazurro García de la Quintana
Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59  |  Page 60  |  Page 61  |  Page 62  |  Page 63  |  Page 64  |  Page 65  |  Page 66  |  Page 67  |  Page 68  |  Page 69  |  Page 70  |  Page 71  |  Page 72  |  Page 73  |  Page 74  |  Page 75  |  Page 76  |  Page 77  |  Page 78  |  Page 79  |  Page 80  |  Page 81  |  Page 82  |  Page 83  |  Page 84  |  Page 85  |  Page 86  |  Page 87  |  Page 88  |  Page 89  |  Page 90  |  Page 91  |  Page 92  |  Page 93  |  Page 94  |  Page 95  |  Page 96  |  Page 97  |  Page 98  |  Page 99  |  Page 100  |  Page 101  |  Page 102  |  Page 103  |  Page 104  |  Page 105  |  Page 106  |  Page 107  |  Page 108  |  Page 109  |  Page 110  |  Page 111  |  Page 112  |  Page 113  |  Page 114  |  Page 115  |  Page 116  |  Page 117  |  Page 118
Produced with Yudu - www.yudu.com