This page contains a Flash digital edition of a book.
el Cuervo
lo visible, el entorno. Como jíbaro, aprendió a Si existe un tema clave o un hilo conductor
amar la tierra. Las páginas más poéticas de su en toda la producción laguerriana es el de la
producción literaria están dedicadas a ella. Las tierra. Considero que en este sentido don
páginas más fuertes y amargas aparecen cuando Enrique ha sido, sin duda alguna, el profeta de
habla de las injusticias sociales y la destrucción la tierra puertorriqueña, en el doble significado
del ambiente. Le dolía el que los puertorriqueños que tiene el vocablo profeta: El que denuncia
no conocieran ni valoraran su país. En sus los males existentes y el que ve más allá del
trabajos y clases, siempre insistía en dar a presentismo las consecuencias futuras. Nuestro
conocer a nuestros pueblos, los cuerpos de agua, novelista no pretende que lloremos un pasado,
las montañas…, en fin en nuestra geografía. sino que aprendamos de él para rectificar el
Comentaba que muchos puertorriqueños presente y prevenir el futuro. En otras palabras,
conocen otros países y no el suyo. Este que logremos el adecuado balance entre el
desconocimiento o ignorancia, según él, les progreso y la preservación del medio ambiente,
impedía valorar la Isla. En este sentido fue un entre el ser humano y la madre tierra.
adelantado en la defensa ecológica y esto lo
aprendió de su vivencia con la tierra. ¡Querido Maestro, estos apuntes constituyen
unas meras líneas de agradecimiento por todo lo
Pero junto a esta geografía física, hablaba que usted hizo por Puerto Rico y para que su
de otra espiritual. Era el sentido de la cultura, memoria y sus enseñanzas sean una estrella que
de la valorización de lo que se tiene y de lo que guíe a todos los puertorriqueños!
se es. Entendía él que la gente también
desconoce su acervo cultural. Constantemente Este cuadro de explotación, abandono e
repetía: “La patria es solidaridad”. Me parece indiferencia lo ha denunciado con gran
que este pensamiento resulta muy oportuno para vehemencia don Enrique A. Laguerre en su
el presente y los graves problemas que estamos quehacer literario. Nacido en el barrio Aceitunas
pasando. Es fundamental que todos nos unamos de Moca, hijo de padres campesinos, forjó su
para la edificación de una sociedad más justa; alma jíbara en plena convivencia con la naturaleza
pero esto no se conseguirá con acciones y la mantuvo incólume durante su larga vida.
mezquinas y egoístas, sino con el esfuerzo
solidario para lograr el bienestar común.
ilustración 7
29Año 20-21, Número 40-41, julio a junio de 2008-09
Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59  |  Page 60  |  Page 61  |  Page 62  |  Page 63  |  Page 64  |  Page 65  |  Page 66  |  Page 67  |  Page 68  |  Page 69  |  Page 70  |  Page 71  |  Page 72  |  Page 73  |  Page 74  |  Page 75  |  Page 76  |  Page 77  |  Page 78  |  Page 79  |  Page 80  |  Page 81  |  Page 82  |  Page 83  |  Page 84  |  Page 85  |  Page 86  |  Page 87  |  Page 88  |  Page 89  |  Page 90  |  Page 91  |  Page 92  |  Page 93  |  Page 94  |  Page 95  |  Page 96  |  Page 97  |  Page 98  |  Page 99  |  Page 100  |  Page 101  |  Page 102  |  Page 103  |  Page 104  |  Page 105  |  Page 106  |  Page 107  |  Page 108  |  Page 109  |  Page 110  |  Page 111  |  Page 112  |  Page 113  |  Page 114  |  Page 115  |  Page 116  |  Page 117  |  Page 118
Produced with Yudu - www.yudu.com