This page contains a Flash digital edition of a book.
A quemarropa: la poesía fulminante de Edgardo Nieves Mieles
en el poema Filosofía de bolsillo, que sobre el cual se estructura dicho juego; sino
estratégicamente es el que inicia esta segunda también como un pretexto para convertir el
parte del poemario. El poema, que aborda la espacio textual en el lugar del placer de la
conflictiva instancia de la contradicción como enunciación. El texto, en ese sentido, es puro
resultado exuberante y positivo de la aventura flujo (total flow diría Jameson): escurridizo
existencial, es el siguiente: apalabramiento cuyo despliegue aparentemente
azaroso atenta en contra de la posibilidad última
El viejo Blake dijo que “el camino del exceso
de una significación absoluta. El avasallamiento
conduce al palacio de la sabiduría”.
imaginerista triunfa así sobre el sentido; y remite
66 años más tarde, Darwin propuso que sólo
con fuerzas a cierta dimensión del creacionismo
los individuos más aptos de una especie
de Huidobro, quien, en Altazor, convidaba a
sobreviven.
jugar el simple sport de las palabras.
Luego de transitar tan deliciosas sendas
(atrás quedan el paraíso de neón 5
y el lado oscuro de la Luna),
La última parte del libro —en unión con el
he cruzado el umbral del salvaje recinto
segundo apartado— intensifica los recursos
tal vez sólo para añadir que a todo monstruo
retóricos, textuales y discursivos con que Nieves
lo distingue un alma donde las contradicciones
Mieles ha abordado el tema de la temporalidad.
no admiten un ápice de recato.
No obstante, en ésta, titulada Erratas de fe para
4 leer como quien corta en rodajas una cebolla, el
autor abarca —entre otros— un tema que
La tercera parte, concebida como
merece especial atención: el político.
intermedio y titulada Para leer como quien pela
una mandarina al borde del volcán (Notas de Hago particular referencia a ello porque una
otro simulador), materializa —con aquiescencia gran parte de la actual crítica puertorriqueña ha
de Arlt— una suerte de juguete rabioso que pone afirmado que la literatura de las últimas décadas
en crudo la dinámica lúdica de la palabra y el ha estado caracterizada por la ausencia o el
discurso poéticos. La misma está compuesta distanciamiento respecto a dicho tema. El éxito
por un solo texto cuyo título es Enseñanzas de que ha tenido tal planteamiento no ha
un discípulo de Diógenes a un fanático de Lennon imposibilitado, sin embargo, que varias voces —
(Perlas cultivadas y aspirinas del tamaño del Sol); tanto en el campo de la crítica como en el campo
y está dedicado a Pepe (a Pepe Liboy —pienso de la creación literaria— hayan manifestado una
yo— quien es, desde la narrativa, uno de los resistencia o una oposición. Elidio La Torre
más importantes representantes del absurdo y la Lagares, por ejemplo, ha dicho que
irracionalidad en el actual panorama de la “desapegados del tema de la identidad, queda
literatura puertorriqueña). el acto de escritura como único acto político en
nuestra literatura”. Mayra Santos Febres y Rafael
Este texto se erige, en medio del poemario,
Acevedo, en las entrevistas realizadas por
como un artefacto construido sobre las
Melanie Pérez, también objetan dicha
posibilidades infinitas que derivan del juego
proposición al expresar que tras los sesenta no
Simón dice. El montaje lúdico en que deviene el
ha habido total ruptura como pareciese o tan
mismo puede leerse en clave no sólo de una
frecuentemente se aduce; sino una suerte de
apropiación paródica del autoritarismo
continuidad basada tanto en la superación del
excluyente que implica el capcioso mandato
panfletarismo de Guajana como en la
112
Federico Irizarry Natal
Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59  |  Page 60  |  Page 61  |  Page 62  |  Page 63  |  Page 64  |  Page 65  |  Page 66  |  Page 67  |  Page 68  |  Page 69  |  Page 70  |  Page 71  |  Page 72  |  Page 73  |  Page 74  |  Page 75  |  Page 76  |  Page 77  |  Page 78  |  Page 79  |  Page 80  |  Page 81  |  Page 82  |  Page 83  |  Page 84  |  Page 85  |  Page 86  |  Page 87  |  Page 88  |  Page 89  |  Page 90  |  Page 91  |  Page 92  |  Page 93  |  Page 94  |  Page 95  |  Page 96  |  Page 97  |  Page 98  |  Page 99  |  Page 100  |  Page 101  |  Page 102  |  Page 103  |  Page 104  |  Page 105  |  Page 106  |  Page 107  |  Page 108  |  Page 109  |  Page 110  |  Page 111  |  Page 112  |  Page 113  |  Page 114  |  Page 115  |  Page 116  |  Page 117  |  Page 118
Produced with Yudu - www.yudu.com