This page contains a Flash digital edition of a book.
el Cuervo
llevado al hospital y allí le confiesa al narrador queridos con el terrible agravante de éste no
que, en obvia alusión al amor que despertó en él poder aliviarles su dolor. Pero, irrumpe lo
aquella bella mujer, lo olvidado atrás en el rancho inesperado: llega “el emisario de Borinquen” y
había sido su corazón. Otros poemas incluidos solicita que cese el llanto y que todos acudan “a
en la antología, “Mariposas” y “Corte de caja”, redimir a Puerto Rico esclava”. El poeta muerto
transparentan una profunda aspiración ética experimenta una “conmoción eléctrica” y,
inclinada al amor, la compasión y el perdón. asombrosamente, vuelve a la vida, abraza al
mensajero y parte junto a él a cumplir con su
Acevedo Marrero insiste en que, “a pesar patrio deber. (Confieso aquí que la lectura de
de la calidad de su poesía reflexiva y amorosa,
éste trajo a mi memoria el igualmente regio poema
al poeta arecibeño se le conoce, sobre todo, por
vallejiano “Masa”: “Al fin de la batalla,/ y muerto
un puñado de poemas agresivos que expresan
el combatiente, vino hacia él un hombre/ y le dijo:
su patriotismo revolucionario”. La patria y su
“¡No mueras; te amo tanto!”/ Pero el cadáver,
libertad serán la noble obsesión de ‘Pachín’. Él
¡ay!, siguió muriendo.// (…) Entonces, todos los
no acostumbra evocarla con nostalgia o en
hombres de la tierra/ le rodearon; les vio el
hermosas descripciones paisajistas. Lo que gritan
cadáver triste, emocionado;/ incorporóse
sus versos son sentimientos de rebeldía, su
lentamente,/ abrazó al primer hombre; echóse a
indignación ante la pasividad de los compatriotas
andar…” Claro, burlando el tiempo y las
y su apasionado anhelo de luchar por la
distancias, la asombrosa semejanza sólo podría
redención. En el bello poema “El ruiseñor”, a
ser casual.) En fin, el amor a la patria es capaz
través del símbolo del pájaro que, en cautiverio
de imponer su dominio y arrancarle de los brazos
rehúsa cantar y muere de rabia, manifiesta su
hasta de la misma muerte.
voluntad de morir antes que aceptar sumisamente
la esclavitud de su pueblo. En “El trapo”, exhorta
D) Conclusión
al pueblo a la rebelión y a teñir con su sangre
Dicha voluntad heroica cobra cuerpo en la bella
El tomo primorosamente cuidado que nos
alegoría “El emisario”, donde el poeta sueña que
ocupa contiene diez hermosas ilustraciones de
ha muerto y en torno suyo lloran sus deudos más
Félix R. Meléndez y, a manera de epílogo, varios
queridos con el terrible agravante de éste no
juicios críticos de diversos autores, entre los
poder aliviarles su dolor. Pero, irrumpe lo
cuales se destaca Juan Antonio Corretjer,
inesperado: llega “el emisario de Borinquen” y
“heredero del espíritu y la pluma del poeta
solicita que cese el llanto y que todos acudan “a
arecibeño”.
redimir a Puerto Rico esclava”. El poeta muerto
experimenta una “conmoción eléctrica” y,
En su “Pachín Marín o la vida como poesía
asombrosamente, vuelve a la vida, abraza al
de la voluntad”, Corretjer examina y delínea la
mensajero y parte junto a él a cumplir con su
estatura moral de éste. Lo hace recordándonos,
patrio deber. (Confieso aquí que la lectura de
entre otras muy valiosas cosas, que “no es el
éste trajo a mi memoria el igualmente regio poema
triunfo lo que mide la grandeza”; que “No se está
ha muerto y en torno suyo lloran sus deudos más
obligado al triunfo. Se está obligado a luchar. El
un trapo cualquiera para enarbolarlo como
deber es no rendirse”.
gloriosa bandera. “A mi padre” es una emotiva
reafirmación de su acendrado amor filial y de su
Ramón Luis Acevedo Marrero concluye su
heroica voluntad de combatir por sus ideales.
ensayo afirmando que ‘Pachín’ Marín
Dicha voluntad heroica cobra cuerpo en la bella
“representa para nosotros no sólo el poeta de la
alegoría “El emisario”, donde el poeta sueña que
11Año 20-21, Número 40-41, julio a junio de 2008-09
Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59  |  Page 60  |  Page 61  |  Page 62  |  Page 63  |  Page 64  |  Page 65  |  Page 66  |  Page 67  |  Page 68  |  Page 69  |  Page 70  |  Page 71  |  Page 72  |  Page 73  |  Page 74  |  Page 75  |  Page 76  |  Page 77  |  Page 78  |  Page 79  |  Page 80  |  Page 81  |  Page 82  |  Page 83  |  Page 84  |  Page 85  |  Page 86  |  Page 87  |  Page 88  |  Page 89  |  Page 90  |  Page 91  |  Page 92  |  Page 93  |  Page 94  |  Page 95  |  Page 96  |  Page 97  |  Page 98  |  Page 99  |  Page 100  |  Page 101  |  Page 102  |  Page 103  |  Page 104  |  Page 105  |  Page 106  |  Page 107  |  Page 108  |  Page 109  |  Page 110  |  Page 111  |  Page 112  |  Page 113  |  Page 114  |  Page 115  |  Page 116  |  Page 117  |  Page 118
Produced with Yudu - www.yudu.com