This page contains a Flash digital edition of a book.
el Cuervo
las relaciones entre los individuos, y de éstos
inocentes que agonizan al amanecer”. (1992: 59)
frente al poder político. Los liberales van a tratar
La ley tampoco es la paz, porque detrás de ella
de renovar el capitalismo introduciendo los
está presente siempre la guerra.
principios generales del estado de derecho en la
legislación económica. Era también una manera
Este discurso histórico-político no se
de recusar el estado hitleriano. Se desarrolla
presenta como universal y totalizante, sino que
también una intervención económica legal en el
se sabe perspectivístico. “Tiene como objetivo
New Deal norteamericano. El orden legal permite
la totalidad, pero la entrevé, la atraviesa y traspasa
cierta legislación económica y autoriza cierta
sólo desde su propio punto de vista. La verdad
intervención en la economía. El estado de derecho
es, en suma, una verdad que sólo puede
es una intervención económica formal; no es una
desplegarse a partir de su posición de lucha o
planificación.
de victoria que quiere obtener, de algún modo
en el límite de la misma supervivencia del sujeto
El modelo bélico del poder. En el preciso
que habla”. (61) La verdad aparece entrelazada
momento en que la guerra fue confinada fuera
con las relaciones de fuerza. No hay lugar de
de las fronteras, al poder militar del estado, en
neutralidad. La verdad es un arma de lucha
ese momento nace un nuevo discurso histórico-
dentro de la batalla. El sujeto que habla es uno
político. Nace un discurso histórico político de
completamente beligerante.
guerra, pues la sociedad se la entiende como una
guerra continua. “Una sociedad enteramente
El discurso histórico político pone en el
atravesada de relaciones guerreras ha sido
origen de la historia hechos brutos: la fuerza, la
sustituida poco a poco por un Estado de
energía, el vigor, la proliferación de una raza, la
instituciones guerreras”. (1994, III, 126) Este
debilidad de otra, pero pone también victorias,
discurso aparece después de las guerras civiles
éxitos, fracasos, derrotas. Hay también actitudes
y religiosas del siglo XVI y en la revolución
que se privilegian: coraje, miedo, desprecio, odio.
burguesa. También aparece en la aristocracia
Irracionalidad de base compensada con una
francesa en contra de la monarquía absoluta.
racionalidad de superficie.
Discurso ambiguo: utilizable de un lado del poder
o de la realeza. En Francia este discurso
El sentido de estos estudios de Foucault es
aristocrático, utilizado contra el absolutismo real,
desentrañar la racionalidad inherente a una
fue obra de Boulanvilliers, Frérer, D’Estaing.
determinada tecnología de poder. Podemos
Todos ellos eran aristócratas. Pero este discurso
combatir mejor una dominación, afirma, si
fue retomado también por Sieyès, Buonarrotti,
conocemos la racionalidad mediante la cual se
Agustín Thierry y Courtet. Finalmente lo
la justifica. “La violencia encuentra su anclaje más
retomaron los biólogos racistas y eugenistas de
profundo en la forma de racionalidad que
finales del siglo. En Inglaterra estuvieron en esa
utilizamos. Se ha pretendido que si nosotros
línea de pensamiento Edward Coke, John
vivimos en un mundo de la razón, nos
Liburne, etc.
desembarazaríamos de la violencia. De hecho
esto es falso. Entre la violencia y la racionalidad
En este tipo de discurso se afirma la
no hay incompatibilidad. Mi problema no es
sociedad como enfrentamiento bélico. “La ley
hacer un proceso a la razón, sino determinar la
nace de conflictos reales: masacres, conquistas,
naturaleza de esta racionalidad que es compat-
victorias que tienen fechas y sus horroríficos
ible con la violencia. Yo no combato la razón”.
héroes, la ley nace de las ciudades incendiadas,
(1994, IV, 38) En estos cursos de 1976 y de
de las tierras devastadas; la ley nace con los
1977 al 1978, Foucault hace la genealogía del
105Año 20-21, Número 40-41, julio a junio de 2008-09
Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59  |  Page 60  |  Page 61  |  Page 62  |  Page 63  |  Page 64  |  Page 65  |  Page 66  |  Page 67  |  Page 68  |  Page 69  |  Page 70  |  Page 71  |  Page 72  |  Page 73  |  Page 74  |  Page 75  |  Page 76  |  Page 77  |  Page 78  |  Page 79  |  Page 80  |  Page 81  |  Page 82  |  Page 83  |  Page 84  |  Page 85  |  Page 86  |  Page 87  |  Page 88  |  Page 89  |  Page 90  |  Page 91  |  Page 92  |  Page 93  |  Page 94  |  Page 95  |  Page 96  |  Page 97  |  Page 98  |  Page 99  |  Page 100  |  Page 101  |  Page 102  |  Page 103  |  Page 104  |  Page 105  |  Page 106  |  Page 107  |  Page 108  |  Page 109  |  Page 110  |  Page 111  |  Page 112  |  Page 113  |  Page 114  |  Page 115  |  Page 116  |  Page 117  |  Page 118
Produced with Yudu - www.yudu.com