This page contains a Flash digital edition of a book.
48
En el siglo presente, toda comunidad
monástica dedica su vida a la oración, al trabajo
y al estudio. Como es tradicional entre los
benedictinos, la comunidad recibe huéspedes
que pasan algunos días en la hospedería del
monasterio, buscando experimentar un
encuentro con Dios y compartiendo el ritmo
de vida de la comunidad, especialmente durante
la celebración de la Liturgia de las Horas en
la iglesia del monasterio.
En la página Web del monasterio
del que ha pasado a la historia como San benedictino de Silos, los monjes del mismo se
Alberto Magno. De esta forma la cultura se presentan así: “La vida del monje quiere ser
abría camino en una Europa fragmentada y precisamente, una plasmación de la fraternidad
con unos caminos tortuosos y peligrosos:
“Cuando se anuncie un huésped, el superior o universal. Venidos de diferentes lugares,
los hermanos salgan a su encuentro con la más edades y condiciones sociales, queremos
solícita caridad” formar una verdadera familia que reza y
También era lugar de paso y descanso trabaja en unidad, llevando en nuestro corazón
de peregrinos: “Al recibir a pobres y peregrinos las angustias, los anhelos y las esperanzas de
se tendrá el máximo de cuidado y solicitud, todos los hombres. El monje es aquel que
porque en ellos se recibe especialmente a
Cristo… Un hermano, cuya alma esté poseída separado de todos está unido a todos, decía
del temor de Dios, se encargará de la ya en el siglo IV Evagrio Póntico. Avanzamos,
hospedería, en la cual habrá un número en expresión de San Benito, por el camino del
suficiente de camas preparadas” Evangelio con el deseo de que toso los hombres
Una función muy importante, es la del caminen a luz de Cristo. Con nuestras miserias
portero. La acogida tenía que ser diligente, y y pecados, pero también con nuestra ilusión,
atenta a las necesidades del que acude pidiendo
socorro: “Este portero debe tener su celda queremos no anteponer nada al amor de Cristo,
junto a la puerta, para que los que lleguen en frase también de San Benito, a fin de que
encuentren siempre presente quién les Dios sea en todo glorificado”.
responda. Manuel García de la Iglesia
En cuanto alguien golpee o llame un pobre,
responda enseguida "Gracias a Dios" o
"Bendíceme", y con toda la mansedumbre que
inspira el temor de Dios, conteste prontamente
con fervor de caridad”
Termina la Regla: “Pero para nosotros,
perezosos, licenciosos y negligentes, son motivo
de vergüenza y confusión”, para seguidamente
“Quienquiera, pues, que te apresuras hacia la
patria celestial, practica, con la ayuda de
Cristo, esta mínima Regla de iniciación que
hemos delineado, y entonces, por fin, llegarás,
con la protección de Dios, a las cumbres de
doctrina y virtudes que arriba dijimos. Amén”
Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59  |  Page 60  |  Page 61  |  Page 62  |  Page 63  |  Page 64  |  Page 65  |  Page 66  |  Page 67  |  Page 68  |  Page 69  |  Page 70  |  Page 71  |  Page 72  |  Page 73  |  Page 74  |  Page 75  |  Page 76  |  Page 77  |  Page 78  |  Page 79  |  Page 80
Produced with Yudu - www.yudu.com