This page contains a Flash digital edition of a book.
Yacimientos de Zn-Pb-Fe de la Sierra de Cartagena 9
Memoria de campo. Óscar Pintos Rodríguez
conservan inclusiones grafitosas de quiastolita; también se encuentran granates que
pseudomorfizan biotitas que, como la quiastolita y la estaurolita, pertenecen a una
paragénesis propia de un metamorfismo térmico de presión baja (prealpino). En este
basamento paleozoico, también son frecuentes los micaesquistos con cloritoide y
granate. Inmediatamente superior al basamento paleozoico, se pueden encontrar
formaciones metapelíticas, con micaesquistos y cuarcitas y mármoles, así como niveles
carbonáticos, sin tener por que estar representados en toda la Sierra. En lo que respecta
a la tectónica, el nevado-filábride, es un
complejo resultado de numerosas etapas
de deformación desarrolladas en épocas
y condiciones mecánicas muy
diferentes; sus rasgos estructurales
principales, son la superposición
tectónica de distintos mantos (previa al
Mioceno Inferior; va acompañada del
desarrollo de cizallas dúctiles), la
notable presencia de una foliación muy Micaesquistos y cuarcitas (Carretera del 33)
visible que transpone y enmascara otras
anteriores, y la existencia de pliegues de gran radio y envergadura kilométrica. La
tectónica más actual, estableció entre el Eoceno y el Mioceno Medio dos series de fallas
NW-SE y NE-SW debidas a una etapa distensiva; dichos sistemas de fracturas, darían
lugar a la configuración actual de la Sierra en horst y graben, y servirían de vías para el
magmatismo neógeno.

El complejo alpujárride comprende varias unidades alóctonas caracterizadas por
estar constituidas por dos conjuntos litoestratigráficos bien diferenciados: el inferior,
metapelítico, y el superior, carbonático.
Los fósiles encontrados en la serie
carbonática permiten datarla entre el
Pérmico y el Triásico. El rasgo tectónico
más llamativo del complejo alpujárride,
es la sucesión de varias unidades
alóctonas cabalgantes separadas por
superficies de corrimiento bastante
netas. Entre el Eoceno y el Mioceno, se
implantan dos orientaciones preferentes Panorámica de la Sierra (horst y graben)
de fracturación (NE-SW y NW-SE)
debidas a procesos distensivos; Estas fracturas le darían a toda la Sierra una morfología
característica con estructuras de horst y graben, y a la vez serían aprovechadas por el
magmatismo (volcanismo del Plioceno) más moderno.

Por último, decir que la fase de compresión cuaternaria reactiva algunas de estas
fracturas (el sistema de fallas NE-SW funciona como desgarres sinestrales; el otro
sistema de fracturas funciona como desgarres destrales) y produce nuevos sistemas de
fracturación (N20ºE y N10ºW) y diaclasas.

A continuación se muestra un esquema con los principales sistemas de fracturación,
en cuya convergencia, como se verá más adelante, se acumulan las principales
mineralizaciones de la zona:

Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23
Produced with Yudu - www.yudu.com